Friday, November 14, 2008

La libertad

"Debemos ser libres no para hacer lo que nos plazca, sino para comprender nuestros propios instintos e impulsos"

(Juanma Lillo, citando a Krishnamurti)

Como Dios

"No soy de los que cree que el liderazgo ha de ejercerse desde el banquillo. El entrenador ha de ser como Dios, en todas partes y en ninguna visible"

(Juanma Lillo, Dios)

Jugadores anárquicos

"Se habla de jugadores anárquicos. Error. Lo que sucede es que su orden es distinto, y hay que adaptarlo"

(Juanma Lillo, un orden distinto)

Partidos rotos

"Lo que dicen muchos entrenadores es que el partido se ha roto, se ha desordenado, como si ya no pudieran hacer nada, cuando ése es el momento en el que fluye la mayor parte de información"

(Juanma Lillo, fase donostiarra)

Explicadores de la victoria y la derrota

"Los periodistas os habéis convertido en explicadores de la victoria y la derrota. Aunque yo no sepa por qué se ha producido, puedo leer las razones al siguiente día."

(Juanma Lillo, explicándose en El Mundo)

La duda es sabiduría

"La duda es sabiduría, pero los técnicos no tenemos derecho a mostrarla"

(Juanma Lillo, sin dudas)

Guardiola y yo

"Pep y yo intentamos lo mismo, conseguir superioridades a partir de la posición. ¿De qué sirve jugar entre líneas si no es para eliminar rivales? ¿Qué es eso de leer los partidos?", se cuestiona, vehemente, mientras despeja el mantel y separa los vasos todo lo que puede, como jugadores pegados a la cal del campo. "Éste —señala el primero— tiene que aguantar el balón, esperar la presión y no pasar a éste otro hasta el último momento, porque así habremos eliminado a un rival. Después, al siguiente, una línea..."

(Lillo, entre líneas)

Odiar y querer

"Tuve un jugador internacional que me decía: 'Cuando vengo al entrenamiento, te odio porque no me pones; cuando me marcho, te quiero por lo que he aprendido'"

(Juanma Lillo, querido y odiado)